Clubes Nocturnos en Bogota, Colombia.

Clubes Nocturnos y Swingers en el Norte de Bogota.

Clubes Nocturnos y Swingers en Chapinero


Swingers en Teusaquillo, Bogota.


Historias eróticas

Camila-acompañante-escort



angeles-latinas-escorts
  • Una noche de rumba swinger en Bogota, Colombia

    En aquella acasion tenia un cliente mas o menos de unos 37 anos de edad, era un hombre de un porte atlético y cuerpo trabajado por intensas horas en el gimnasio con una mirada altiva y orgullosa, un hombre exitoso que siempre lo tubo todo, frió y de pocas palabras, siempre iba a la sala de masajes eróticos una vez a la semana durante mucho tiempo y en una ocasión me contrato para ir a una rumba swinger, el pagaba bien y realmente me gustaba por lo cual mi respuesta no podía ser otra que afirmativa. Fuimos a un Club swinger que esta muy cerca a atlantis, Tengo entendido que antes de las 10:00 pm no se paga cover. Permiten el ingreso solamente de parejas y para los que nunca han ido por lo general son parejas jóvenes y de belleza física, por lo menos en este swinger; a la entrada están los casilleros pero la mayoría o casi toda la gente al interior del bar se encontraba vestida, entramos y pedimos una botella, al principio parecía un bar normal con buena música y ambiente, nos dirigimos a conocer al fondo y después del bar se encontraba la zona húmeda con un jacuzzi y 2 saunas, en la mitad un espacio con sillas, luego seguían las escaleras y en el siguiente piso había una especie de palco con una colchoneta gigante y a todo el rededor sillas en ese momento no había nadie; bajamos nos tomamos algo mas y a las 12:00 llego el show striper, cuando termino el disc-jockey dijo que era la hora del sexo, en ese momento empece a ver algunos cuerpos desnudos y otros con cubiertos con toallas, creo que en ese momento empezó la locura total, cuando Volvimos a subir habían varias parejas sobre el palco y muchas otras al rededor mirando el espectáculo poco a poco se fue llenando ese palco, de repente unos se hacia mira-ditas con otros, diría yo que las nenas entre ellas se miraban, se morbosiaban y luego venia el cambio de pareja, en el piso de abajo la zona húmeda también estaba llena, había un ambiente de sexo desbordante, el calor era intenso, mi cuerpo se lleno de una ansiedad de sexo intensa me bese con una hermosa mujer que se encontraba a nuestro lado, recorrí su cuerpo con mis manos y cuando me di cuenta nos encontrábamos en un excitante juego con nuestros acompañantes, el cual dirijamos a la perfección.